LA imagen

Advertisements

Cómo escribir para la web

Post original

Los periódicos digitales son leídos por millones de personas a diario. Muchos de estos sitios,sin embargo, aún se limitan a copiar los contenidos de la versión impresa, sin tener en cuenta las necesidades de los usuarios y sin aplicar criterios de ‘usabilidad’.

En su libro, Franco dá algunas claves para estructurar los textos online de la mejor manera. Para esto, se basa en investigaciones previas y en su experiencia como periodista en el diario ‘El Tiempo’.

Comportamiento del usuario: el punto de partida para re-pensar la redacción online

Las investigaciones que exploran el comportamiento de los usuarios con las pantalla otorgan datos relevantes que contribuyen a mejorar la redacción y estructuración de los textos en la red.

Los estudios de ‘Eye Track’, o investigaciones de rastreo de ojo, concluyeron que el punto de entrada a una página web es el texto, y no las imágenes, como ocurre en las ediciones impresas. Además, que el ojo se posa primero en la parte superior izquierda.

Los párrafos e historias más cortas fueron más leidas. Se comprobó que a medida que los textos se hacían más largos, la lectura descendía. En cuanto a los titulares, sólo el primer tercio de ellos eran leídos, lo que provocaba una lectura más superficial.

Jakob Nielsen, el ‘gurú’ de la usabilidad, sostiene que la mayor parte de los usuarios no leen de forma métodica un texto sino que lo escanean. Este modo de lectura implica ir saltando por el texto hasta encontrar algo de nuestro interés para profundizar en eso.

Detectó, además,diferentes patrones de lectura, siendo el en forma de F el más usual. Este patrón sugiere que hay un movimiento horizontal en la parte superior, de izquierda a derecha, luego se regresa, un movimiento vertical por la izquierda; luego un segundo movimiento horizontal pero más corto, y,por último, otro vertical por la parte izquierda. Nielsen advierte que el patrón en F en ocasiones adquiere la forma de E e incluso de L invertida.

Estos hallazgos contribuyen a redactar de un modo adecuado al comportamiento del usuario. Se debe situar la información más importante en la parte superior y a la izquierda, los textos deben ser cortos, concisos, usables y permitir el escaneo.

Pirámide invertida: retorno de la superestructura y adaptación a la web

La pirámide invertida nos permite estructurar el texto, ubicando al comienzo del texto la información más importante y continuar en forma decreciente.

La llegada de Internet hizo necesario replantear algunas cuestiones de esta estructura. La repetición de información en el titulo, el lid y el cuerpo fue una de ellas. Pero además, se plantean 3 niveles de utilización de variada complejidad.

El nivel básico de utilización es similar al utilizado en la prensa impresa. El texto se ubica de una forma lineal en una misma página web, impidiendo al usuario alterar el orden de lectura.

El segundo nivel rompe la uniformidad del texto y, por lo tanto, la linealidad, al dividir el texto tematicamente. Del tema principal se desprenden subtemas presentados por intertítulos, lo que le permite al lector el texto escanear el texto. Sin embargo, a pesar de que es una lectura más libre que la anterior, la ‘no linealidad’ está limitada porque los subtemas no son independientes entre sí.

El tercer nivel de utilización implica una ruptura con la linealidad. Los diferente temas se ubican en en diferentes páginas. Los usuarios son llevados a ellos por enlaces y, sin bien el orden que les dió el editor sugiere una lectura, cada usuario puede elegir su propio recorrido. Sólo abren los vínculos de los temas que les interesan.

Recargar a la izquierda: otro modo de jerarquizar.

La pirámide invertida no es sólo vertical, sino también horizontal. Esto quiere decir que no solo hay una jerarquía de lo más a lo menos importante de arriba hacia abajo sino también de izquierda a derecha, respondiendo al patrón de lectura en F.

La pirámide invertida horizontal exige ubicar a la izquierda la información importante. Las primeras palabras deben ser las portadoras de información a lo largo del texto. Se facilita así la búsqueda de contenidos relevantes, es decir el escaneo. Si estas primeras palabras no son fuertes, no funcionan como ‘gancho’ para atrapar al lector, este seguirá de largo.

Recargar a mano izquierda los elementos más relevantes implica un quiebre con el orden tradicional, por eso Franco nos da algunas recursos para hacerlo. La voz pasiva se encuentra entre los más importantes, pero también recomienda el uso de los dos puntos, de las atribuciones o citas fuertes y de las negritas.

Romper con la uniformidad del texto

Los textos uniformes sólo permiten una lectura, no permiten la escaneabilidad ni la no linealidad. Para escribir en la web, para que un texto sea usable y accesible, se debe romper con esto.

Los intertítulos son un modo de hacerlo, permiten dividir en temas y con ellos el lector sabe que puede encontrar en los párrafos siguientes.

Las negritas, el color (aunque en demasía confunde), los enlaces, las enumeraciones y los párrafos cortos contribuyen al mismo fin: facilitan el escaneo y atraen al usuario a los lugares donde está la información relevante.

Números que gritan

Post original

10 blogs para seguir el cambio de los medios

Post original

Una selección de diez blogs en español para seguir las nuevas tendencias y cambios en los medios de comunicación. Hay muchos más que también son muy buenos (varios están en el blogroll de este blog), pero es lo que tienen las listas. Que los disfruten.
Pablo Mancini y sus colaboradores escriben con lucidez acerca de las zonas de sutura entre los viejo y lo nuevo aportando ideas, soluciones y desafíos. Inspirador.
Adrián Segovia desvela las claves de la analítica web y enseña los nuevos modos de entender, medir y responder a los usuarios de la red. Revelador.
Esther Vargas y sus colaboradores ya han convertido a este joven blog en una de las referencias ineludibles para aprender acerca del impacto de la digitalización sobre el periodismo y los medios. Didáctico.
Christian Espinosa, el referente del periodismo digital en Ecuador, sigue la pista tenazmente a las novedades del sector y las cuenta con claridad y sencillez. Informado.
Gastón Roitberg desde su atalaya en La Nación de Buenos Aires, explora los nuevos canales de participación en los medios, muy especialmente Twitter. Dinámico.
Eva Domínguez de La Vanguardia escribe el sitio decano sobre periodismo digital en un medio de comunicación. Orientador.
Diego Peralta Murias, Pedro Rivas Ugaz y Maricella Arias abordan con frescura y sin complejos los retos del cambiante escenario de los medios. Desenfadado.
Pedro de Alzaga y otro de los blogs de la casa en los que se habla con pasión sobre el periodismo y la necesidad de reinventarlo. Entrevistas imperdibles.
Juan Varela sigue e impulsa los cambios en los medios. Informado y polémico. Un clásico.
Laura Pintos y el equipo de Dixired, más que un blog una gran revista digital sobre todo lo que pasa en la red con los nuevos y los viejos medios. Exhaustivo.

10 maneras de archivar tus tweets!

Post original

Confiamos en los servicios on line gratuitos, pero no está de más tener un backup, por las dudas. En el caso de Twitter tenemos varias opciones:

1. The Archivist: una herramienta de escritorio para archivar búsquedas.
2. Twapper Keeper es una herramienta online para archivar tweets por hashtag.
3. Twitter Tools un plugin para WordPress para archivar los tweets como posts.
4. Twistory es un servicio que permite integrar los tweets a nuestro calendario favorito.
5. SweetCron una aplicación para instalar en tu propio servidor, al estilo Friend Feed. (AmpliFeeder o Storytlr son otras alternativas).
6. TwInbox un plugin para Outlook que permite administrarlos como a tus emails.
7. Vía servicios RSS, por ejemplo con Google Reader usando el RSS que entrega Twitter (click en el ícono naranja y voilá).
8. Tweetake una herramienta para backupear hasta los DM’s. Está limitado solo a los primeros 1000 contactos (alternativas: TweetDumpr, BackupMyTweets, TweetBackup. Tweetscan envía los mensajes a un archivo CSV).
9. Evernote permite guardar todos los tweets que contengan “@myEN” en los tweets.
10. Dave Winer creó una herramienta que archiva tweets usando el editor OPML y opcionalmente sincroniza con Amazon S3. (Alternativas: script de Python, Twitter to PDF permite guardar los tweets en XML, HTML, PDF o TXT, hasta 3200 tweets a la vez).

Twitter para periodistas, vía Esther Vargas

El día que murió la blogosfera

Se trata de un día simbólico. De hecho, no se conoce el día exacto. Un día de finales de la semana pasada, ya en 2010, falleció Brad L. Graham, la persona que acuñó el término ‘blogosfera’. Se le encontró muerto en casa, al parecer por causas naturales. Tenía 41 años.

Se puede decir que con él murió la blogosfera que conocíamos hasta ahora. Aquella blogosfera de masas. Aquella blogosfera en la que todos eramos nuevos, todos descubríamos que se sentía al publicar por primera vez. El nivel era el mismo, no había bloggers más importantes que otros y se veía al medio como algo diferente al resto de medios, más libre quizás.

Pero han pasado 10 años desde que Brad hablara de la blogosfera (de su blogosfera, porque hay muchas, aunque eso es tema para otro post). El último estudio de Technorati lo deja muy claro: la blogosfera esta cada vez más profesionalizada. Con un buen número de bloggers escribiendo para blogs comerciales y otros tantos escribiendo para si mismos orientados a mantener una marca personal en la red. Acompañándose de un uso cada vez más intensivo de Twitter. A pesar de que en esencia escribir en un blog sigue siendo un hobby, muchos de los que lo hacen lo siguen haciendo porque les aporta algo a su faceta profesional.

La diferencia entre un medio tradicional online y un blog era básicamente su audiencia. Esto ya no es así. Muchos blogs tienen tanta audiencia como algunos de esos medios y han entrado en la lucha de las audiencias. Me refiero tanto a blogs comerciales como a blogs no comerciales orientados hacía intereses profesionales de sus autores. Es una forma de estar informado, una alternativa más, al mismo nivel que el resto de medios. En este sentido se ha ganado en fiabilidad.

La blogosfera ya no existe como tal. Esta claro que hay cada vez más blogs, osea que la herramienta es definitivamente útil. Existen los blogs y es probable que nunca mueran, pero ya no existe la blogosfera que nació hace 10 años. Aquella blogosfera nos ponía al mismo nivel a todos. Podía comentar en tu blog cualquiera de los bloggers con los que te relacionaras (comentaras). Esto, hoy en día es imposible, por culpa del propio volumen de blogs, es físicamente imposible que un medio con una audiencia de millones de visitas al mes conteste a los usuarios que le comenten con la cercanía que lo haría si tan solo tuviera 100 visitas al día.

Es muy probable que ese tamaño provoque finalmente que solo podamos seguir a unos pocos blogs, algo que podamos asumir, una selección, los mejores, nuestra selección. Puede que esta muerte de la blogosfera sea el nacimiento de la conciencia de no poder absorber toda la información, que nos enseñe de alguna forma a seleccionar nuestras fuentes de información para optimizar nuestro tiempo.

Porque antes leer blogs era algo divertido, se leía más. Ahora, la avalancha de información (de fuentes, de blogs) casi nos hace olvidar que lo importante es seleccionar aquellos blogs que sean interesantes. No se trata de descubrir lo antes posible la información, sino de poder descubrirla (y de leerla), si es posible acompañada de alguna reflexión que nos ayude pensar también sobre ella.

Que levante la mano aquel que no tenga el GoogleReader/Delicious/Twitter/… repleto de artículos interesantes por leer, y que, muy probablemente no leerá nunca por falta de tiempo. Ahora que la blogosfera ha muerto ya no hay excusa, ha llegado la hora de seleccionar las fuentes, calidad antes que cantidad.