El día que murió la blogosfera

Se trata de un día simbólico. De hecho, no se conoce el día exacto. Un día de finales de la semana pasada, ya en 2010, falleció Brad L. Graham, la persona que acuñó el término ‘blogosfera’. Se le encontró muerto en casa, al parecer por causas naturales. Tenía 41 años.

Se puede decir que con él murió la blogosfera que conocíamos hasta ahora. Aquella blogosfera de masas. Aquella blogosfera en la que todos eramos nuevos, todos descubríamos que se sentía al publicar por primera vez. El nivel era el mismo, no había bloggers más importantes que otros y se veía al medio como algo diferente al resto de medios, más libre quizás.

Pero han pasado 10 años desde que Brad hablara de la blogosfera (de su blogosfera, porque hay muchas, aunque eso es tema para otro post). El último estudio de Technorati lo deja muy claro: la blogosfera esta cada vez más profesionalizada. Con un buen número de bloggers escribiendo para blogs comerciales y otros tantos escribiendo para si mismos orientados a mantener una marca personal en la red. Acompañándose de un uso cada vez más intensivo de Twitter. A pesar de que en esencia escribir en un blog sigue siendo un hobby, muchos de los que lo hacen lo siguen haciendo porque les aporta algo a su faceta profesional.

La diferencia entre un medio tradicional online y un blog era básicamente su audiencia. Esto ya no es así. Muchos blogs tienen tanta audiencia como algunos de esos medios y han entrado en la lucha de las audiencias. Me refiero tanto a blogs comerciales como a blogs no comerciales orientados hacía intereses profesionales de sus autores. Es una forma de estar informado, una alternativa más, al mismo nivel que el resto de medios. En este sentido se ha ganado en fiabilidad.

La blogosfera ya no existe como tal. Esta claro que hay cada vez más blogs, osea que la herramienta es definitivamente útil. Existen los blogs y es probable que nunca mueran, pero ya no existe la blogosfera que nació hace 10 años. Aquella blogosfera nos ponía al mismo nivel a todos. Podía comentar en tu blog cualquiera de los bloggers con los que te relacionaras (comentaras). Esto, hoy en día es imposible, por culpa del propio volumen de blogs, es físicamente imposible que un medio con una audiencia de millones de visitas al mes conteste a los usuarios que le comenten con la cercanía que lo haría si tan solo tuviera 100 visitas al día.

Es muy probable que ese tamaño provoque finalmente que solo podamos seguir a unos pocos blogs, algo que podamos asumir, una selección, los mejores, nuestra selección. Puede que esta muerte de la blogosfera sea el nacimiento de la conciencia de no poder absorber toda la información, que nos enseñe de alguna forma a seleccionar nuestras fuentes de información para optimizar nuestro tiempo.

Porque antes leer blogs era algo divertido, se leía más. Ahora, la avalancha de información (de fuentes, de blogs) casi nos hace olvidar que lo importante es seleccionar aquellos blogs que sean interesantes. No se trata de descubrir lo antes posible la información, sino de poder descubrirla (y de leerla), si es posible acompañada de alguna reflexión que nos ayude pensar también sobre ella.

Que levante la mano aquel que no tenga el GoogleReader/Delicious/Twitter/… repleto de artículos interesantes por leer, y que, muy probablemente no leerá nunca por falta de tiempo. Ahora que la blogosfera ha muerto ya no hay excusa, ha llegado la hora de seleccionar las fuentes, calidad antes que cantidad.

Advertisements
  1. No trackbacks yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: